Descartes A Kant regresa con Victims Of Love Propaganda

0
Descartes A Kant regresa con Victims Of Love Propaganda

Por: Erika Arias Franco

Somos víctimas, estamos sometidos ante la guerra emocional que nos invade día tras día, no sabemos quién ganará ni cuándo, mientras tanto estamos expuestos a múltiples impactos que entran por todos nuestros sentidos y nos sentimos abatidos, tal vez abandonados, mientras la sangre que hierve por dentro busca salida.

Somos una «catástrofe emocional» y para terminar de alterar nuestros pacíficos y diminutos mundos decidimos encontrarnos en este tiempo y espacio, 25 de noviembre de 2017 en el Teatro de la Ciudad, buscando una experiencia liberadora y arraigada en nuestros sentires.

Se abre el telón, un audiovisual nos narran historias que parecen nuestra propia historia porque como dice: «la intimidad emocional de alto impacto nos asusta en los niveles más profundos. Así es que nos enmascaramos, nos protegemos. Porque si eres humano, sin duda haz sido herido alguna vez.» Así, con imágenes y sentencias que nos golpean cada vez más fuerte, vamos adentrándonos en esta puesta en escena.

Nos invade el ruido, nos complace porque involucra toda una experiencia sonora, visual y performática, es una emoción constante que pasa de la pasión al delirio en tres actos: “Mi captor”, “El desencanto” y “El final de los tiempos”. Una conjunción de poder que nos pide deshacernos de ideas preconcebidas y entregarnos a la locura.

Descartes a Kant lo trae todo: expresión, energía, belleza, sensiblidad, excelente ejecución, sonido, luces, performance, emoción, todo está aquí, nosostros somos testigos y nos convertimos en seres en emoción, gritamos y nos movemos aún atrapados en los asientos del teatro, seguimos siendo víctimas, pero esta vez de impactos acústico-sonoros que nos transportan a un éxtasis de pura potencia que no para.

Nos vamos desenmascarando, aceptamos sus voces, los gritos de sus instrumentos, sus bailes sincrónicos, la belleza de sus vestuarios, los visuales atmosféricos y la narración de sus cuerpos que nos interpretan diversas escenas donde juegan el amor, la desolación, la escena del crimen, la terapia, la rebeldía, el tap, el rapto de la locura.

Todo nos emana, somos más que receptores porque nos integramos en la interpretación al estar presentes, nos conectamos a través del otro y se entreteje una comunión que nos sacude. Seguimos siendo víctimas, el amor no puede terminar aquí.

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website