«La Autopsia de Jane», una película de apariencias engañosas

0
"La Autopsia de Jane", una película de apariencias engañosas

En el siempre cambiante panorama del cine, un género que destaca por lo divisivo de su crítica es el terror, lo que a uno pudiera provocarle pavor a otra persona podría parecerle algo exagerado y es que si bien existen grandes clásicos en que el consenso de su genialidad es un hecho, ya sea “El Exorcista”, “Eso” o demás ejemplos que vienen a la mente.

En la actualidad una desensibilización hacia la violencia ha producido una nueva oleada de cine de terror que recurre en exceso al uso de lo gráfico, lo grotesco y lo gore, que en sí no carece de mérito por sí mismo como el moderno terror francés demuestra con visceral maestría, pero que muchas veces parece rellenar una debilidad argumental o de conceptos. Y es precisamente que el cine de terror actual está plagado de tramas cliché y desenlaces que parecen imposibles, infantiles incluso como resolución a algún tipo de conflicto supernatural.

Habiendo establecido este panorama fue toda una experiencia vivificante encontrarse una película tan fresca e innovadora como lo fue «La autopsia de Jane Doe», llamada La morgue en los cines del mercado latinoamericano.

La película nos narra la historia de una Jane Doe, nombre con que se designa a las personas que entran al sistema sin una identificación clara de su identidad, este hermoso y pálido cadáver de una mujer sin señales externas que den una idea clara de lo sucedido es llevado al servicio de la morgue para su autopsia, con la esperanza de esclarecer los motivos de su deceso y dar luz a la bizarra situación en que fue hallado el cadáver.

Sin ánimos de arruinar lo que me pareció una experiencia genuinamente terrorífica cabe mencionar el brillante uso de la sobria atmósfera de una estéril morgue y el preciso y clínico ejercicio del gore en las escenas que muestran la autopsia en sí.

Con un final que perpetúa la sensación de desesperanza que parece permear el filme, es con gran orgullo que recomiendo esta película del director noruego André Øvredal, que ya había dado de qué hablar con su increíble película cuasi serie-B Trollhunter.

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website