Game of Thrones llegó a su final… y bueno terminó como pudo

0
Game of Thrones llegó a su final… y bueno terminó como pudo

Los fans de Game of Thrones se encuentran en duelo pues el último capítulo de la serie más exitosa de HBO se emitió este domingo y después de ocho largos años pudimos ver quien se quedó en el Trono de Hierro.

Si eres de los que no ha visto el final de la serie, tengo que advertirte que este post está lleno de spoilers.

La última temporada de la serie fue sin duda la que más expectativas generó dentro de la comunidad de fanáticos, era el desenlace de una serie a la que se le invirtió años, en la que vimos crecer a varios de nuestros personajes favoritos y morir a otros tantos.

La decadencia del guion

No obstante, desde el primer capítulo de la temporada final, pudimos observar como el guión empezaba a decaer y como nos iban guiando a finales desastrosos que no iban de acuerdo con la estructura de siete temporadas pasadas de personajes emblemáticos y queridos.

La gota que derramó el vaso fue el episodio cinco, en donde Danny pierde la cabeza y decide que ya no le importa la vida de las personas y con Drogón quema todo Kinsglanding, matando así el desarrollo de su personaje que con tanto trabajo se logró por años.

Vaya ni su muerte fue memorable, fue predecible y sin gracia en la primera mitad del último capítulo ¿Realmente se merecía ese final? El tratamiento de ese personaje incluso me hubiera parecido un tanto justificable (pero odioso) si tan solo su sobrino Aegon Targaryen (Jon Snow) se hubiera quedado con el trono… pero ni siquiera eso, se sacrificó el personaje realmente sin motivación o justificación alguna.

Y ya que hablaremos de Jon Snow si bien su final no me parece malo (después de que los escritores hicieron lo que quisieron), es otra inconsistencia con su historia, desde el inicio de la serie se nos vendió la idea de que el origen de Jon Snow era importante, tanto que toda la temporada siete se nos revelo que efectivamente él era hijo de Lyanna Stark y Aegon Targaryen el Conquistador y esa información terminó siendo irrelevante.

En todo caso nos pudimos evitar el incesto y la línea dramática de su origen y no afectaba en nada en como concluiría la historia, aunado a que en esta temporada Jon se volvió realmente un tanto inútil, quedando como un cero a la izquierda para volver a robarse el protagonismo en el último momento.

Y bueno Bran es nada más y nada menos que el nuevo rey, mientras que la escena en donde se tomó la decisión es un tanto forzada y con falta de seriedad y de argumentos, en donde se vio la idea de “vamos a formar una democracia” en el peor momento de la historia, lo cual que se vio representada por la risa que rompe el silencio.

La justificación de Bran siendo el nuevo rey simplemente no me cuadra, no porque no lo considere posible, sino porque la línea de su personaje no iba por ese rumbo, Bran siempre estuvo ligado al Rey de la Noche (que esa es otra de las decepciones de esta temporada) y según recuerdo, él no podía tener ningún tipo de poder porque es el Cuervo de tres ojos…

Solo esperaba terminarlo

No esperaba nada después del capítulo cinco, al final se pudo ver que urgía terminar la serie fuera como fuera sin respetar tiempos, consistencia ni desarrollo de personajes, lo cual me parece una falta de respeto para la audiencia, debido a que no tienen una justificación de porque decidieron solo hacer seis malos capítulos.

Y antes de que digan “Es juegos de tronos ¿Qué esperabas?”, esperaba la calidad que se nos presentó al inicio de la serie, esperaba ver aquello que cautivo a miles y miles de personas, esperaba un final épico digno de una de las series más exitosas de todos los tiempos.

Nuestra guardia ha terminado y mientras seguimos procesado todo lo que acaba de pasar, esperemos no pase mucho tiempo antes de poder ver otra serie del nivel de las primeras cuatro temporadas de Game Of Thrones.

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website