Jerry Lee Lewis: La última leyenda viva de la generación de pioneros del rock

0
Jerry Lee Lewis: La última leyenda viva de la generación de pioneros del rock
Lewis fue parte de la camada que en los 50 grabó y dio fama a los míticos estudios Sun de Memphis

Last man standing, el “último hombre en pie”, fue uno de los últimos discos de Jerry Lee Lewis, lanzado en 2006 y armado en base a duetos con algunos de sus más célebres herederos musicales.

El título da cuenta de la particular situación del artista de 84 años, a estas alturas, el último sobreviviente de la primera generación de rocanrroleros estadounidenses, aquellos que sentaron las bases del género. O al menos la única leyenda viva, tras la reciente muerte de Little Richard, el viernes pasado.

Lewis fue parte de la camada que en los 50 grabó y dio fama a los míticos estudios Sun de Memphis, junto a artistas como Johnny Cash, Roy Orbison, Charlie Rich, Carl Perkins y Elvis Presley. La legendaria “clase del 55” -como se llamó el álbum que grabaron algunos de ellos tres décadas después- o “el cuarteto del millón de dólares”. De ellos sólo Lewis sobrevive.

Quizá te interese: Los Beatles, su llegada a EUA y el nacimiento de la invasión británica

En esos estudios el músico grabó, entre 1955 y 1958, clásicos del rock and roll y el rockabilly como su versión de Whole Lotta Shakin’ Goin’ On -el single que lo lanzó a la fama-, Breathless, High School Confidential y también Great Balls of Fire, probablemente su éxito más reconocido.

Si contemporáneos como Little Richard y Chuck Berry destacaban por el poderío vocal y las acrobacias con la guitarra, respectivamente, Lewis hizo lo propio con el piano, que transformó en una herramienta explosiva.

Fue el pionero y responsable indiscutido de la popularización de aquel instrumento en los primeros días del rock and roll. De hecho, el propio Elvis dijo alguna vez que si hubiera podido tocar el piano como Lewis habría dejado de cantar.

Quizá te interese: Las 16 memorables presentaciones de rock que puedes ver en Youtube

Su impulso, su sincronización, su poder vocal desprevenido, su inconfundible piano boogie plus y su absoluta confianza frente al vacío hacen de Jerry Lee el rock and roll por excelencia”, indicó el crítico musical Robert Christgau el año pasado, al analizar la figura del hombre de Great balls of fire.

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website

Shares