José Luis Galindo “la música es mi modus y mi vitamina diaria”

0
José Luis Galindo “la música es mi modus y mi vitamina diaria”

Con más de veinte años en la escena musical, el cantautor rupestre, José Luis Galindo, ha narrado a través de sus letras todo tipo de historias diarias que acontecen en las calles de la ciudad; desde el teporochito, el delincuente, el vago, la persona que tiene problemas económicos, hasta  tocar temas como el amor y desamor.

“Existen esos temas, desgraciadamente son nuestra temática y como músico uno tiene la obligación de informar a través de las letras, de las rolas lo que está sucediendo, es triste pero de alguna manera la música  sigue siendo algo para poder hermanarnos, unirnos o informar de manera menos agresiva y hacer menos pesada la loza que estamos cargando con tanta presión. Yo creo que a través de diversos personajes que presento en las rolas puedo hacer entender que las cosas tienen solución para que todo esto que estamos viviendo sea menos pesado”.

Estas vivencias lo han llevado a componer su segundo disco, titulado 45, sobre este el compositor poblano detalla que anteriormente colaboró con bandas como Ruta 100 y Los del Barrio, hasta decidir abrirse camino para mostrar su talento como solista.

“Es mi segundo disco formalmente. Anteriormente en los 90 con los del Barrio y la Ruta 100 produje dos discos o casetes, o como llamábamos demos, entonces es mi segundo disco. Lo acabamos de sacar empezando el año, un discó de rock le llamo urbano, algunos le llaman rock rupestre, yo siempre le llamo canciones que reflejan  situaciones de la ciudad a través de la música, siendo el rock el modo de transporte de letras”.

Y para que esta producción viera la luz, Galindo mencionó que tuvo que emplear sus recursos, y así mostar a los demás músicos como el  de esforzarse para conseguir y hacer realidad sus sueños y metas.

“El mensaje es trabajar, esforzarse, el presentar el disco aquí y allá. Este disco es autogestivo, realmente yo me he esforzado por utilizar todos mis fondos personales de ahorro para poderlo proyectar, eso es un ejemplo. Yo a veces creo que vale mucho apegarse a las instituciones, todo eso, pero también a veces es muy difícil que se acerquen a ti y te volteen a ver, entonces uno también tiene que hacer todo lo posible para generar sus propios recursos, sus trabajos, entonces con este tipo de situaciones quiero demostrar que se pueden hacer las cosas, pero hay que ser muy organizados y si te fijas como se empieza a sumar gente con el proyecto que se identifican con el, entonces tenemos esa posibilidad de que nuestro proyecto, de que nuestra forma de pensar pueda generar que otras personas nos unificamos para un solo fin, en este caso fue un disco, pero también podemos unificarnos para hacer cosas más loables en donde involucremos más a la sociedad.

“Yo siempre trato que cuando toco la gente participe, ahora que también va a tocar César Munguía , es un extraordinario canta autor y de eso se trata, que si uno está haciendo la posibilidad de poder crecer, voltear  para tras y jalar a más camaradas, y esa es una de las cosas que como músico puedo apoyar a que haya gente como Angie Roquer, que viene  pujando muy bien en rock, el mismo César y otros músicos más que encuentran en mi un escaloncito para decir aquí estamos, estamos proponiendo y es algo muy loable”.

Parte fundamental de las historias de las canciones que componen este material es sobre personajes con los que ha convivido además de situaciones que le han tocado vivir.

“La mayoría del disco está basado en vivencias personales, en lo que a cualquier personaje de la ciudad le puede ocurrir, hablar del amor, del desamor, de la parte económica, de la parte laboral, entonces ese tipo de cosas de los estados anímicos, de la confianza que tienes a ti mismo, en tu ciudad en tu sociedad, se fue formando porque empecé a sentir esas necesidades, en la parte de la economía, en la parte de la compañía, en la parte laboral;  entonces cada situación que tomo en cada canción es de una situación que tomo desde mi vida propia, no puedo hablar de un personaje que está mal en su parte económica, pero soy yo el que está hablando de eso, o en la parte del desamor yo soy el que esta golpeado”.

45 es su más reciente producción

Y agregó que la sinceridad para él ha sido una parte fundamental al momento de escribir sus temas.

“Me ha pasado que mucha gente me dice y esta rola ¿en qué te inspiraste? simple y sencillamente te ves al espejo y te dices te ves muy mal, ¿qué tienes? ¿Por qué te ves así? y ahí es donde empiezan a salirte cosas sinceras contigo mismo, y eso es muy importante, el ser sincero contigo mismo, no puedo inventar cosas que no haya vivido, que no haya sentido, y eso sería como que mal plan, entonces lo que he vivido, es lo que siento y lo que digo y si siento mal por el teporocho del parque o del barrio es porque conviví con ellos y no te queda más que integrarlos en la sociedad con una rola”.

 Reconociendo que escribir las letras de sus canciones ha representando para José Luis una manera de terapia para sacar sus problemas y a la vez que la gente que se sienta identificada con su música pueda tener un escape a y la vez otra opción para hacerle frente a  los problemas de la vida cotidiana.

“Es mi modus, mi  vitamina diaria, yo creo que la gente que escribió vivimos para escribir es todo. La música es parte de mi vida desde siempre, pero la parte de la escritura tiene algo mucho más delicado, tiene mucha seriedad. Todo tiene mucha seriedad pero la parte letrista tiene que tener mucha precisión en lo que quieres dar a entender, esas emociones, pero si te revuelves puedes desviarte y ya la rola no tiene la idea que tomaste al principio, entonces yo creo que la honestidad al verme y decir me siento mal, me duele ver esto, lo que está pasando en la ciudad, lo que le está pasando a mi hermano , a mi amigo, a mi vecino, a mi familia, a mí mismo, entonces eso se proyecta en las canciones, y eso siempre lo he hecho las canciones, siempre he tratado de cuidarlas porque el mensaje tiene que ser claro y contundente, sin tanta vuelta”.

Algo que ha cambiado durante el tiempo que Galindo lleva en la escena musical es el uso de las redes sociales, sobre lo que comentó que es una buena herramienta que le permite a demás personas conocer otras propuestas.

“La música puede llegar a más personas. Anteriormente en mi época, en los noventa, era llevar un casete y no había para grabar un vinilo, en ese entonces llevamos nuestro casete y lo andábamos ofreciendo en las tocadas, nada mas era la única y que las personas lo reprodujeran o lo anduvieran rolando. Ahorita tengo el disco físico pero ya está por subirse a las redes, entonces lo que venga para mi es ganancia, porque después de tantos años de andar rocanroleando hasta ahorita empiezo a  recoger frutos de lo que se empezó a trabajar”.

Agregando que “hay un documental que les recomiendo mucho que se llama colectivo Frente Rockero y del rock poblano, donde muchos de los compañeros de la generación de los 90 hacemos una explicación de como nos tocó vivir, como crecimos como músicos, como roqueros, la parte social, la parte musical, la parte de espacios, entonces la mayoría hemos estado navegando en aguas turbias, pero creo que ahorita en lo que a mí me corresponde, la revolución ligeramente nos está haciendo justicia con este disco, entonces creo que lo que venga para mi es ganancia, que haya tocadas, que la gente me escuche y diga vamos a invitarlo y el disco se empiece a mover de tal forma que me permita ir a otros lugares a difundir esta música, y sobre todo el rock poblano”.

Donde adquirir el disco 45 de José Luis Galindo:

https://www.facebook.com/joseluis.galindotornell

La Fuga de Don Porfirio : Av. Don Juan de Palafox y. Mendoza 414, Centro, 72000 Puebla, Pue.https://goo.gl/maps/LWbyinHkBSy

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website

Shares