Lo SEXY de una verdadera conversación

0
Lo SEXY de una verdadera conversación

Existen diferentes tipos de conversaciones que pueden tener dos o más personas. Hay charlas, conversaciones ligeras, conversaciones sobre temas de actualidad como las noticias, el trabajo o la escuela…

Thomas Nelson / Eloina Gómez

Pero hay una clase de conversación que es la más sexy de todas: la verdadera conversación. Las conversaciones reales no son algo cotidiano. Francamente, una conversación real es una cosa bastante rara en la que participar. La mayoría de las conversaciones mencionadas al principo siguen algún tipo de formato. Son pequeños arañazos sobre la superficie de cosas triviales como el clima o un gran proyecto que se avecina. Estas conversaciones son en su mayoría sólo un intercambio de información.

Pero las conversaciones reales son mucho más profundas. No es un ping pong de palabras. Es mucho más.

En una conversación real, nadie esconde nada. Las conversaciones reales requieren de toda nuestra atención. En una conversación real, cada persona se abre por completo. Bajamos la guardia. Los muros que nos protegen de los estragos de esta vida cruel, están básicamente derribados por completo. Todo lo que hemos aprendido a hacer para «protegernos» desaparece en una verdadera conversación.

Se debe tener mucho cuidado al tener una conversación real. La persona con la que estás hablando lo está mostrando todo, como si se desnudara.

En una conversación real, puedes ser tú, y eso está bien.

Las personas en general tendemos a poner una especie de frente que oculta a la persona que realmente somos. En algún punto, todos queremos ser alguien más. Cada vez que nos ponemos una meta, ese deseo de ser una mejor versión de nosotros mismos cobra vida. Eso también sucede en muchas de las cosas que hacemos hacia el exterior, desde la forma en que hablamos, las cosas que hacemos para divertirnos y a quienes mantenemos como amigos.

En una conversación real sacarás tu verdadero yo.

Los mensajes de texto no se comparan con una verdadera conversación uno a uno

Este artículo no trata de establecer cómo tener una conversación real, o sugerir que hay una manera correcta y una manera incorrecta de hacerlo. Se puede tener una conversación real en cualquier formato: por teléfono, en línea o incluso por mensaje de texto. Pero he de mencionar lo que falta y nunca se podrá obtener de los mensajes de texto:

Conectividad íntima

En una conversación real, los cinco sentidos están comprometidos. La forma en que huele la habitación, el estado de ánimo, ver las expresiones faciales, escuchar la voz y las palabras, degustar el vino o lo que se esté bebiendo en su caso… todos los sentidos están involucrados.

Y comprometer tus sentidos es lo que hace que esta conversación real sea tan memorable y tan sexy.

Una conversación real es hermosa y rara.

Concluir sobre este punto es importante. Las verdaderas conversaciones, como el amor verdadero, son una cosa rara en la vida. Al igual que el enamoramiento, las conversaciones apasionadas a veces se pueden confundir con conversaciones reales, pero una conversación real es una cosa originalmente sexy.

Y como si fuera una exótica flor, una conversación real es increíblemente hermosa. Estás descubriendo una parte de ti mismo, y con quien mantienes la conversación también se está revelando ante ti. Se puede ser la persona que realmente se es y conectarse en un nivel completamente nuevo. Es una experiencia verdaderamente única.

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website