Muere Quino, el creador de Mafalda y reconocido artista gráfico a nivel internacional

0
Muere Quino, el creador de Mafalda y reconocido artista gráfico a nivel internacional
Es uno de los dibujantes más importantes de Argentina

El artista gráfico Joaquín Salvador Lavado, universalmente conocido como Quino, falleció a los 88 años. Saltó a la fama por sus tiras cómicas y por su personaje más difundido a nivel global: la pequeña Mafalda.

Hijo de inmigrantes andaluces, nacido en la ciudad de Mendoza el 17 de julio (aunque en los registros oficiales conste nacido el 17 de agosto). Desde su nacimiento fue nombrado Quino para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón, pintor y diseñador gráfico.

A los trece años se matriculó en la Escuela de Bellas Artes, pero en 1949 abandonó esa carrera “cansado de dibujar ánforas y yesos”. Desde entonces comenzó su carrera como dibujante de historieta y humor y a los 18 años se trasladó a Buenos Aires. En 1954 publicó su primera tira en el semanario “Esto es”.

En 1963, aparece su primer libro de humor, “Mundo Quino” y en 1964 la revista Primera Plana presentó en sociedad la tira cómica de Mafalda. La pequeña de ideas progresistas y sus amigos se convirtió en un símbolo de los años 60 en la Argentina y su fama llegó a todo el mundo iberoamericano.

A lo largo de su carrera recibió reconocimientos como la Orden Oficial de la Legión de Honor, la honra más importante que el gobierno francés le concede a un extranjero. El 2014 recibió en España el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades e inauguró la 40a Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Mafalda es uno de los personajes más argentinos y más interpelantes que se han escrito en el país. Con solo 4 años, Mafalda era una niña que creía en que el mundo podía cambiar, que había que ir hacia un mundo mejor, pero también vivía envuelta por un profundo pesimismo cuando veía en mundo en el que vivía realmente. Con ideales, pero realista al mismo tiempo, Mafalda fue una expresión de los problemas sociales, políticos y económicos que afectaban a la Argentina y al planeta en aquel momento, en los años sesenta. 

Cómo se llegó a la publicación de Mafalda

En 1962, Quino llevaba cerca de una década en el universo del humor gráfico. Fue entonces cuando su amigo Miguel Brascó, humorista y escritor que había trabajado en algunas revistas, fue contactado por Agens Publicidad con el fin de crear una tira de historietas para promocionar la marca de electrodomésticos Mansfield, de la empresa Siam Di Tella.

El objetivo de la creación de la tira cómica era que fuese una publicidad encubierta que se difundiría a través de los medios gráficos. Brascó recordó que Quino le había comentado que tenía ganas de dibujar una tira con chicos y le comentó la idea. 

Con la condición de que los personajes comenzaran con la letra M, Quino comenzó a dibujar. Así, hizo varias tiras protagonizadas por una familia tipo constituida por un matrimonio de clase media con dos hijos: un niño y una niña. En esta familia ficticia, los rasgos del matrimonio son similares a los de los padres de Mafalda de la etapa posterior, mientras que el hijo no se asemeja a ninguno de los personajes clásicos de Mafalda. 

El nombre Mafalda nació de la película Dar la cara (1962), basado en la novela homónima de David Viñas, donde hay una bebé que lleva ese nombre, que a Quino le pareció alegre.

Agens, la agencia de publicidad, ofreció la tira hecha por Quino al diario Clarín, pero se descubrió la estrategia encubierta detrás de ls historia y de los dibujos, y no salió a la luz. 

Lusgo de dos años, en 1964, Julián Delgado, director de la revista Primera Plana, acordó con Quino comenzar a publicar en ese medio a Mafalda, ya desvinculada de propósitos publicitarios.

Así, Quino comenzó a dibujar nuevas tiras donde, en un principio, participan solo Mafalda y sus padres. Con el correr del tiempo, Quino agregaría varios personajes. 

Es importante mencionar que Mafalda permaneció en la páginas de Pirmera Plana durante menos de un año, dado que en marzo de 1965, por diferencias con el medio, Quino decidió irse de la revista. 

A partir de entonces Quino continuó publicando las historias de Mafalda por diez años. Lo hizo en las páginas del diario El mundo y de la revista Siete días ilustrados. Fue allí donde, en junio de 1973, el propio Quino decidió terminar con la tira.

En los siguientes años Quino dibujó a Mafalda por diversos pedidos, pero nunca más volvió a hacerlo de manera continua en una publicación en particular. 

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website

Shares