No quiso quedarse

No quiso quedarse

Apenas comienza el año y ya el viento frío de enero me congela el deseo, te recuerdo tibia con mis manos en tu boca bañándome de tu aliento, quitarme el frío no es nada fácil, he comprado aparatos que deberían calentarme hasta los huesos y no sirven de nada, preferiría tus ojos de fuego mirándome […]