Rafa Acosta de Los Locos del Ritmo publicará libro con sus vivencias en el rock

0
Rafa Acosta de Los Locos del Ritmo publicará libro con sus vivencias en el rock

Rafa Acosta, fundador de la banda Los Locos del Ritmo, publicará en breve un libro donde narra parte de sus vivencias como rocanrolero y contará anécdotas personales de Elvis Presley cuando estuvo entre el público en una presentación que la banda hizo por Estados Unidos, además de ser testigo de una de las últimas presentaciones de The Beatles.

“En febrero sale el libro con una editorial española, lo voy a sacar en ocho países: España, Estados Unidos, México y cinco países de centro y Sudamérica y ya nada más esperando a que se den los últimos ajustes para que esté listo en esa fecha, y es para que toda la gente que le gusta el rock and roll tenga una historia escrita por un protagonista de la época.

Quizá te interese: Los Teen Tops fuimos de los creadores del Rock en español: Tuty Martínez

“De alguna manera son las vivencias mías, personales, no hablo de la historia del rock, espero que sea un testimonio más de un punto de vista de un pionero del rock, porque conozco muchos periodistas que se han documentado con algunos de nosotros, ellos sacan sus deducciones y yo les digo a esas personas que han escrito libros sobre el rock, no es porque no quiera que los escriban, por mí no hay problema, pero como quieres platicar una película, tú vas como espectador y platicar una película que yo filmé, tu estas aquí de espectador y yo estaba detrás de la cámara actuando esa película, ósea mejor  punto de vista que el que yo pueda tener solo los que están de aquel lado de la pantalla y de alguna manera va estar escrito e inspirado por un actor del rock and roll en este país”.

Y sobre la presentación que con Los Locos del Ritmo en Estados Unidos donde  Elvis Presley fue parte del público que acudió a su presentación, Rafa relata: 

“Nuestra primera presentación para el público norteamericano, casualmente llegó al club donde tocábamos Elvis Presley y nos avisó la fotógrafa de ahí del lugar que labia llegado Elvis Presley, y estábamos tan nerviosos que nadie hizo caso de eso y la gran sorpresa fue que cuando terminamos nuestra actuación se para el público, prenden las luces y vemos al fondo que estaba parado con un saco blanco sin solapa, con una camisa azul eléctrico y vemos al rey del rock aplaudiéndonos. Nos lleva el empresario rápidamente a su mesa, pasamos, nos saluda de frente a todos y cuando me da la mano Elvis Presley es como si alguien hubiera metido las manos a la corriente o como si una monjita ve que llega el Papa, fue una impresión y casualmente había ahí un periodista mexicano y fue el que avaló todo esto de que esta Elvis Presley ahí, después sacó la nota acá en México y se hizo creíble por voz de él”.

Además de la anécdota con El rey del Rock, también narra lo que para él fue estar en el penúltimo concierto de The Beatles en el Dodger Stadium de Los Ángeles.

“Tuve la oportunidad viviendo en Los Ángeles de ver la penúltima actuación de los Beatles en el Dogger Stadium, tengo mi boleto y viene retratado en el libro, y pues así infinidad de anécdotas y es que del diario se vivía una anécdota distinta a la anterior y por eso el libro tiene un interés histórico de puño y letra de alguien que copero para escribir.

“Yo compré mi boleto y había una estación que se llamaba la KRL de Los Ángeles, entonces empezaron los anuncios de la venta de los boletos de los Beatles en el Dodgers y el boleto lo tenías que comprar por correo, el boleto costó seis dólares, había que mandar el dinero en un sobre y te enviaban tu boleto, así le hice yo y como a los diez días me llegó mi boleto. Me tocó séptima fila y en general ellos estaban en lo que es el pitcher en medio del diamante y era de lo más cerca que pude estar. Media hora fue lo que tocaron y ahí en el libro viene toda una reseña y detallada segundo tras segundo que para mí fue ver al mejor grupo del mundo en su penúltima actuación y es todo un capitulo detallado de esa noche. Y así también te puedo hablar de los Doors que los demandamos porque nos robaron un amplificador, de cuando fuimos a Argentina, en Japón cuando fuimos a Madrid”.

Quizá te interese: Los peores discos de los mejores del rock

Con casi sesenta años de trayectoria musical, Rafa Acosta ha tenido la oportunidad de vivir y ser testigo de cómo fue evolucionando el Rock en el mundo y en México, y uno de los episodios que marcó a este género en territorio nacional fue la censuar por los medios de comunicación después del Festival de Avadaro, algo que el recuerda.

“El rock como todo en este planeta tiene transformaciones y el rock no es la excepción, ya no es como lo hicimos hace sesenta años, aunque la esencia es la misma, ha tenidos tantas transformaciones y ramificaciones que el rock de esta época o el rock pesado tiene como raíz el  Rock and roll. Al rock según su sentir, su estado de ánimo, su experiencia y para mí el rock sigue siendo muy interesante y para mí la música es como un cedazo ahí caemos todos y bueno la mayoría se cuela, se van y se pierden  pero para mí las propuestas que tiene algo más sólido se quedan y son los que nos hemos quedado y seguimos vigentes, te puedo nombrar una centena o dos o tres que cayeron en el cedazo y no había nada consistente en ellos y se perdieron y los que sí tenían algo que aportar aquí seguimos.

“Todas esos altibajos que ha habido en el rock porque después de Avandaro se prohibió el rock en México, hubo un receso y ese receso hizo que hubiera otro tipo de rock ya más agresivo y cuestionabas más, los temas del rock ya no eran te quiero, me quieres vamos a bailar, si no la música popular en cualquier parte del mundo su característica popular es precisamente eso y la música que viene del pueblo es lo que hace  la gente con su sentir en ese momento histórico en el mundo. Cuando hicimos  nosotros el rock popular en los sesentas la gente era muy inocente, las letras eran muy inocentes porque era el mundo que nos rodeaba; ahora las letras son muy conflictivas, muy de cuestionamiento, voltea como está la seguridad, la política y el mundo y no puedes hacer una canción que diga yo te quiero y vamos a bailar y dame un beso porque ya queda fuera de contexto, para que sea popular tiene que ser un canto que salga del pueblo con las necesidades que tiene el pueblo de expresarse y por eso ahora hay canciones muy agresivas porque así es la época. Hoy con tata seguridad afuera de tu casa te pueden robar”.

Y sobre la evolución que ha tendido esta música a través de los años, relató.

“Yo siempre he pensado que en este negocio de la música es el negocio del que nadie sabe nada, donde menos crees que es, resulta que es ahí y donde cuando todo lo pules y cuidas todo, resulta que no le gusta a la gente y se cuela en el cedazo que te digo, pero si es una lucha constante es un reto constante de tratar de hacer lo mejor posible hoy. Yo siempre me levanto pensando en  que voy a iniciar ese día de cero, entonces todo lo que hice ayer trato de llegar a ese nivel y aumentarle un poquito de hoy, se acaba el día,  mañana voy a despertar y ese poquito que voy hacer mi reto es aumentarle al reto de mañana y así poco a poco,  entonces yo siento que siempre es una lucha  de alcanzar el nivel de ayer y aumentarlo poco a poco y se te va haciendo  el colmillo, pero una fórmula para tener el éxito no la hay y que bueno que no la habido porque sería una saturación monstruosa de tantos éxitos y nadie pegaría”.

Otra de las anécdotas que cuenta en su libro será la vez que Los Locos fueron a un concurso en Japón, experiencia que recuerda de la siguiente manera:

“La música no tiene fronteras, nosotros cuando fuimos a Japón y ganamos no pensamos que un grupo mexicano iba a ganar a Japón, en Japón han ido todos los importantes de Estados Unidos y de Europa y llegaron unos inditos por decirlo así con una propuesta musical distinta y fue lo que nos hizo ganar, no porque fuéramos grandes músicos ni porque tuviéramos gran fama  y nadie nos conocía en Japón pero llegamos con una propuesta que a mí se me ocurrió mezclar folclore con rock and roll y a mí se me ocurrió en 1973 hacer eso y en 1975 le fuimos a ganar a Elton Jhon y llegamos con una propuesta que nadie había hecho y les ganamos”.

Quizá te interese: La historia de “Rock ‘N’ Roll”, el álbum maldito de John Lennon que cumple 45 años

Y sobre estar en una época donde había grandes músico como los Beatles y los Rolling Stones además de distintas banda y cantantes que con el paso de los años se convertirán en referentes de este género, relató.

“La competencia no es con ellos ni con los Stones, hay que competir con los de América o los de Argentina i de España, es una competencia tremenda, entonces yo creo que eso te da la fuerza y el coraje de superar lo que hiciste, de competir contigo mismo y dar el mejor paso en el siguiente paso que das.

Quizá te interese: Rolling Stones lanzará “Rock And Roll Circus”

Una de las personas con las que  tuvo la oportunidad de colaborar fue con Armando Molina, quien falleció a finales del 2019 y Rafa recuerda de la siguiente manera:

“Armando estuvo con mi grupo Los Locos del Ritmo, era un poco rebelde. Siempre el grupo ha usado uniforme y es una de las características del grupo, es un grupo muy disciplinado hacemos rutinas iguales y todos nos vestimos igual y Armando era un poco rebelde, reacio a todo eso y sabiendo que es Armando Molina yo lo dejaba que jugara un poquito con la ropa y no ser tan estricto, si no traes saco negro no te subas pero siempre fue muy buen compañero.

 “El grabó su éxito con un grupo que se llamó La Máquina del Sonido, el mayor éxito que tuvo es de una canción de Iron Butter Fly Indaga La Vida, la letra en español yo se las hice, si checas el disco debajo de la canción dice el nombre de Rafael Acosta porque yo le hice la letra en español y siempre estuvimos ligados a la música en distintas etapas y momentos, siempre conté con su amistad y lamentablemente la salud lo alcanzó y le ganó la partida, pero siempre las personas que mueren no se van mientras sigan presentes en tu recuerdo y su música, para mi Armando sigue vivo pero tengo su recuerdo en la mente todos los días, yo no lo veo y ya no lo voy a poder ver”.

Algo que caracterizó a los grupos y músicos mexicanos de rock and roll en sus inicios fue que garbaban canciones en inglés  y hacían una versión al español de la letra, sobre esto realtó:

“Antes había música que hacían los negros y que les gustaba a los blancos y como unos no se podían mezclar con los otros por cuestiones de vida, retomaban sus canciones y las graban, de hecho Elvis grabó muchas canciones de negros y las hacia a su estilo y eso es no copiar, es tocar el tema y lo haces a tu estilo porque así es, cada quien toma una canción y no la copia exactamente igual, sino le imprime su estilo y eso paso con los blancos y los negros, los blancos agarran canciones de los negros las graban.

Por ejemplo Tutti Frutti es una canción que no es de Elvis sino de Ricardito y uno de los méritos fue lograr hacer el cross over al rato ya había aristas negros que pegaban más en el mercado blanco que en el negro y eso hizo que la música se empezará a universalizar  y ya no se fijaba el público si el que canta es negro o blanco si le gustaba una presentación la compraba. Cuando el rock en México nace, todos los músicos que al menos he conocido empezamos copiando a alguien, no hay ningún artista que agarre por primera vez su guitarra y componga una canción, es toda una influencia de Cuco Sánchez de quien sea y entonces se empiezan a hacer canciones y el camino más fácil para los directores artísticos en ese entonces no sabían nada del rock and roll, era copiar las canciones gringas y hacerlas al español y hay muchas canciones que dicho no por los músicos sino por la industria superaron a la versión americana y eso quiere decir que son versione y no los fusiles como de repente nos llaman los rocanroleros más jóvenes y la realidad es que tu agarras una canción que quieres y haces tú versión”.

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website

Shares